Wenceslao Cruz Blanco

Wenceslao Cruz Blanco

«La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.»

José Martí­

Teléfono de contacto: +34 91 771 0220


Web www.wenceslaocruz.blogspot.com

Enlaces

Unión Liberal Cubana

Libertad Digital

Info Medio

El Semanal Digital

Misceláneas de Cuba

jueves, noviembre 30, 2006

El Indiana Jones español en busca de la momia perdida en Cuba

Eudald Carbonell RouraCoincidiendo con la celebración en Cuba del cumpleaños del dictador se encuentra Eudald Carbonell Roura, uno de los descubridores de la especie Homo antecesor en 1994, una noticia que fue portada de la revista Science. Carbonell ha tenido la oportunidad de participar en los hallazgos de fósiles humanos más importantes de la historia de la ciencia española. Lleva 30 años en el oficio de arqueólogo y es Catedrático de Prehistoria de la Universidad Rovira y Virgili, en Tarragona; director del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social y codirector del Proyecto Sierra de Atapuerca. En 1997 recibió el Premio Príncipe de Asturias a la Investigación Científica y Técnica.

Las autoridades de la isla le han agasajado más que por sus méritos científicos por defender la ideología comunista, una ideología que puede resultar para arqueólogos como el Sr. Carbonell la panacea. Todo lo que está bajo el campo de acción del comunismo es destruido o convertido en ruinas. Llega a tal nivel la destrucción y tergiversación de los hechos, y en tan poco tiempo, bajo un régimen comunista, que de nada sirven historiadores, más bien son necesarios arqueólogos, aunque es aconsejable que los arqueólogos encargados de tan ardua tarea fueran diferentes y menos comprometidos que el científico catalán, para garantizar un mínimo de rigor “científico” o una mayor aproximación a la verdad.

Fidel Castro, la momia venerada por los comunistasEn una entrevista, años atrás, el científico dejó claro por qué abrazó el comunismo cuando respondió:

«Yo soy comunista, soy comunista radical. ¿Por qué? Por cuestiones obvias: por mi formación, por luchar contra el franquismo, por la búsqueda del saber, por luchar por la libertad social, no por la libertad política, etcétera.»

También dejó claro en la misma entrevista, aunque en un contexto relacionado con la ciencia, su inmoralidad cuando expresó: «Yo no tengo moral, ni ética. Yo hablo del conocimiento, el conocimiento no tiene ni moral ni ética.»

Pero si alguien creía que la inmoralidad del científico español, abarcaba sólo el campo de la ciencia, su visita a La Habana, coincidiendo con las celebraciones y homenajes al “Destructor en Jefe” de Cuba, tiene que haber despejado las dudas.

Si el rigor con que enfrenta, el Sr. Eudald Carbonell, los aspectos científicos relacionados con la evolución humana, es el mismo rigor con el que concluye que puede ser justo apoyar a la peor dictadura que haya existido en Latinoamérica, es lógico que se dude de su valía profesional. Podrá tener la fama, titulaciones y reconocimientos, todos los que quiera, pero la inmoralidad que representa pisotear decenas de miles de cadáveres, millones de desplazados, y millones de esclavos, agasajando a quien mata, persigue y somete, sólo puede hacernos sentir rechazo y repugnancia.

El Sr. Carbonell estará al tanto de como se va apagando la vida del ídolo de los comunistas, y lamentará no poder impedirlo. El conocimiento, al que enaltece y del que presume, no resucitará el cadáver que antes de ser cadáver fue momificado por esa llamada “izquierda” - la más radical y retrograda- y que les ha servido como guía de una ideología fracasada y sólo útil para caudillos, una momia con su verde mohoso característico, que militarizó y contaminó, de muerte y destrucción, a una próspera nación.



1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

excelente articulo!

9:01 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home