Wenceslao Cruz Blanco

Wenceslao Cruz Blanco

«La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.»

José Martí­

Teléfono de contacto: +34 91 771 0220


Web www.wenceslaocruz.blogspot.com

Enlaces

Unión Liberal Cubana

Libertad Digital

Info Medio

El Semanal Digital

Misceláneas de Cuba

viernes, noviembre 17, 2006

España, Posada Carriles y el Amarilleo de Los Ángeles

Luis Posada CarrilesUna editorial del diario norteamericano Los Ángeles Times pide que Madrid actúe como interlocutor para determinar donde se juzgará a Luís Posada Carriles, un guerrero incansable contra la dictadura cubana, que está retenido por entrada ilegal en los Estados Unidos, y donde se le ha negado la extradición a Cuba o Venezuela.

La editorial emite condena sin previo juicio, y da por hecho que las acusaciones de la dictadura contra el anticastrista son ciertas, pese haberlas negado, en diferentes ocasiones, el propio Posada Carriles. Cuba, considerada por el gobierno norteamericano un Estado terrorista, ha acusado de forma recurrente a Posada de ser el autor intelectual de la voladura en pleno vuelo de un avión de pasajeros cubano.

Un atentado execrable que aún no ha sido aclarado y donde se manejan varias hipótesis sobre la verdadera autoría, entre ellas una versión muy diferente a la que sostiene la propia dictadura y es la que fue un complot para destruir a la molesta oposición del Dr. Bosch y Luis Posada, la más creíble y con mayor cantidad de pruebas, pese a ser la más omitida por la prensa.

Hasta ahora, el único que ha reconocido haber participado en dicho atentado es Ricardo Morales Navarrete, apodado “el Mono”, quien en declaración jurada en Miami aseguró haber recibido 18.000 dólares de la DGI (Dirección General de Inteligencia) castrista. Morales Navarrete murió a balazos en un bar de Key Byscaine. Un interesante artículo de Hugo J. Byrne “Castro’s «Monkey» Business” da detalles más precisos sobre esta implicación de la dictadura en el crimen de Barbados.

Para Los Angeles Times “Madrid es un interlocutor con credibilidad entre Washington y América Latina, y las cortes españolas tienen una tradición reciente -gracias a la acción del magistrado Baltazar Garzón con el ex dictador chileno Augusto Pinochet- de asumir con tenacidad los casos de jurisdicción universal”.

Lo de la credibilidad del actual gobierno de Rodríguez Zapatero, para Washington y para América Latina, no deja de ser revelador, pues parecía todo lo contrario, dada la alineación de España con el eje desestabilizador de la región. Aunque en relación a América Latina, eso es cierto, la credibilidad está siendo proporcional a los regalos que obsequia el presidente, como condonaciones de deudas y envíos de cientos de ambulancias.

En cuanto a la “tenacidad” en los casos de jurisdicción internacional del Sr. Garzón, y pese a reconocer los crímenes de Castro en diversas y casi siempre privadas ocasiones, parece actuar sólo contra ciertos dictadores. Al encausamiento de Castro, hasta ahora, le ha buscado una y mil justificaciones distintas para no efectuarlo.

Y para más perplejidad aún, el editorial del diario norteamericano señala que “es hora de llevar ante los tribunales al terrorista cubano Luís Posada Carriles. El titubeo por parte de Estados Unidos abre la puerta a que la nación sea señalada de hipócrita en su guerra contra el terrorismo”.

La sensación precisamente que podría estar dando los Estados Unidos es de hipócritas cuando aún retienen en una cárcel a Posada Carriles, o cuando la justicia norteamericana decide encarcelar a Santiago Álvarez y a Osvaldo Mitat, pese a que efectivamente en el caso de estos últimos se infringió la ley por posesión ilícita de armas, pero que en un contexto más amplio de justicia, su actuación pudiera ser justificable y hasta receptora de un perdón.

Pese a que el uso de la fuerza para alcanzar la democracia en Cuba ha dejado paso a la lucha pacifica de la disidencia y de la mayor parte del exilio, no deja de contrastar el tratamiento que la prensa norteamericana e internacional dedicó en su día a un Fidel Castro en la Sierra Maestra, desde donde dirigía secuestros, cometía asesinatos selectivos, y no tan selectivos (como cuando ponía bombas en Cabarets o Cines) y el tratamiento actual a quienes han estimado, como el jesuita Juan de Mariana, que el tiranicidio está justificado.

¿Quién ha de dar la legitimidad en una lucha contra un tirano? ¿Acaso un gobierno que te entrena y luego te abandona, para más tarde cambiarte por compotas y caer víctimas nuevamente de la publicidad engañosa y aberrante de una de las peores dictaduras?

¿O los secuaces camuflados por todo el orbe que comparten, comprenden y justifican a un asesino al que llaman “líder” de una supuesta ideología, ideología que se ha demostrado eficaz como herramienta o coartada para mantenerse en el poder?

Siempre se ha dicho que los que transgreden las normas y las leyes son los precursores de los cambios, han sido apóstoles, han sido héroes, pero también, como en el caso de Castro, pueden convertirse en tiranos. Yo estimo que hay leyes y normas injustas, esas son las que hay que transgredir y las leyes de una tiranía cumplen esa premisa. Si la guerra que se hizo contra Batista somos capaces de justificarla, pese a los métodos violentos que se emplearon ¿Por qué se condena y hasta se tiene miedo interceder por quienes luchan o han luchado contra una dictadura cien veces peor?

Todo lo que se haga para acabar con un tirano que lleva décadas asesinando y provocando, directa o indirectamente, decenas de miles de muertos, merece aprobación. El tiranicidio mejor que el sufrimiento de todo un pueblo.

¿Seré acaso considerado, por algunos: terrorista, intransigente, mafioso, etc., por sólo pensar esto?

Probablemente, pero me alegra ser considerado así, por quienes van a ir a homenajear al peor tirano de la historia de América, por los que se sientan a su mesa, lo invitan a cumbres, por todos esos que le dan tratamiento de Jefe de Estado, por todos los que le llaman presidente y “líder carismático”.

Al ataque y la perfidia de los excrementos producidos durante tantos años por ese régimen sólo hay que contrarrestarles tapándonos la nariz con la moral y el convencimiento de que estamos no sólo defendiendo la justicia, sino la libertad y nuestra democracia futura.

2 Comments:

Anonymous P. Azcarate said...

Posada Carriles:

Empezaré por definir lo que yo considero terrorismo.

Toda acción violenta en la que como resultado de ella resulten muertos o heridas personas inocentes es criminal y no puede justificarse como método de lucha contra una dictadura. Eso es “terrorismo”

Parafraseando a Maceo creo que todo ciudadano tiene el derecho de luchar por su libertad, con las armas en la mano si es necesario, como dijo el Titán de Bronce “la libertad no se mendiga, se conquista con el filo del machete”.

En la lucha contra una tiranía son muchos los métodos que se pueden y deben emplear para derrotalra, los más eficaces siempre han sido la lucha armada, el atentado personal, el sabotage, la resistencia pasiva, la propaganda … pero nunca el terrorismo. Lo empleó Castro y su 26 de Julio, lo emplearon los argelinos en su lucha por independizarse de Francia, se usó en la desaparecida Yugoeslavia, lo emplean en Chechenya sólo por mencionar algunos casos. Pero el terrorismo no está justificado en ningún caso; repito toda acción en la que pueda haber víctimas inocentes es simplemente criminal y los que las planean o llevan a cabo son simplemente asesinos, sea cual sea la idea que quieran o digan defender.

No entro ni salgo en si el Sr. Posada actuó o planeó el ataque al avión de Cubana de Aviación, un asesinato que no solucionó absolutamente nada ni benefició a la causa anticastrista.

Pero… para mencionar algo sobre eso señor me refiero a una entrevista que le hicieron hace varios años donde el se jactó de ser el organizador e instigador de una serie de atentados que se llevaron a cabo en La Habana donde murió destrozado un infeliz turista italiano totalmente ajeno a los problemas de nuestro país. También en esa entrevista dejaba entrever el Sr. Posada su participación en otros actos de la misma categoría.

El mismo se ha confesado terrorista.

El mismo se ha confesado asesino.

1:21 a. m.  
Anonymous Nelson said...

Magnífico y valiente artículo sobre Luis Posada Carriles. La verdad siempre se abre paso cuando un justo la despliega en palabras a favor de quien merece respeto y honor en lugar de injusta condena. Luís Posada Carriles es un patriota que algún día será honrado por muchos cubanos que aún siguen engañados por las falsedades en su contra que repetidamente publica la tiranía.

2:42 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home